Su nombre significa “pequeño goleador” amigos de Boletín Marcador.

Se trata de un ‘LOBO’ antropomórfico que viste los colores de la selección rusa, además de unos lentes de deporte naranja, y fue elegido en octubre de 2016 con una votación abrumadora (53% de los votos), por delante de un tigre y un gato, que además; es la que ha contado con más electores en la historia de la FIFA.

Ekaterina Bocharova fue quien dibujó a ‘Zabikava’. Por el boceto, Bocharova recibió 500 dólares, mucho menos que sus predecesoras. ‘Fuleco‘, el armadillo de Brasil, fue comprado en 100 millones de dólares, mientras que ‘Footix‘, el gallo mascota de Francia 1998, costó 30 millones.

“Este lobito es encantador, sociable y divertido, un jugador de fútbol nato que respeta a sus contendientes y que, como buen hijo de la generación ‘milenial’, ama tomarse fotografías selfies”, así lo define FIFA.